Todas las personas que estamos inscritos en el RFC nos hemos preguntado alguna vez: cómo sé si tengo que declarar impuestos. La respuesta es muy sencilla; todos los contribuyentes tenemos la obligación de hacer nuestra declaración de impuestos (de forma mensual y anual).

Es común que cada que llega el día de presentar nuestra declaración sufrimos dolores de cabeza buscando todas nuestras facturas emitidas y las facturas que corresponden a los gastos que podemos deducir. 

Por eso, en este artículo despejaremos algunas dudas sobre la declaración de impuestos, así, podrás cumplir con tus obligaciones fiscales ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

¿Qué son los impuestos?

Cuando hablamos de declaración de impuestos nos referimos a las contribuciones económicas que de forma obligatoria efectuamos todos los ciudadanos activos laboralmente, de esta manera se proveen de recursos al Estado para infraestructura, sueldo de funcionarios, escuelas públicas, entre otros. 

En México, deben pagar impuestos, todas aquellas personas físicas dadas de alta en el SAT y que reúnen las siguientes características: 

  • Reciben un salario de forma recurrente.
  • Prestan sus servicios bajo honorarios, asimilados a salarios o de forma independiente (freelancers).
  • Realizan actividades comerciales, industriales, de transportación, ganadería y/o pesca.
  • Perciben ingresos de la renta de bienes inmuebles (tanto de casa habitación como comerciales) o se dedican a la venta de bienes raíces.
  • Personas morales dadas de alta en el SAT.

Los contribuyentes están obligados al pago de ISR, de acuerdo a lo establecido en el artículo 150 de la Ley del Impuesto sobre la Renta (ISR) se establece que:

“Las personas físicas que obtengan ingresos en el año fiscal, a excepción de los exentos y de aquéllos por los que se haya pagado impuesto definitivo, están obligadas a pagar su impuesto anual mediante declaración que presentarán en el mes de abril del año siguiente, ante las oficinas autorizadas“.

¿Quiénes deben pagar impuestos?

Si te hiciste la pregunta de ¿Cómo sé si tengo que declarar impuestos? es porque te ineteresa estar al día con tu vida fiscal o estás empezando a generar ingresos, así que te dejamos 3 reglas de oro que todo contribuyente debería saber.


La ley determina que todas las personas físicas y morales que reúnan alguna o varias de las siguientes características, están obligadas a presentar la declaración de impuestos

  • Residentes en el país que obtienen ingresos dentro del territorio nacional.
  • Residentes en el extranjero que cuentan con un negocio dentro de territorio mexicano.
  • Residentes en el extranjero, aunque no tengan un negocio de forma permanente en territorio nacional, pero perciben ingresos en territorio nacional. 

¿Qué pasa si no hago las declaraciones que me corresponden?

Cuando las personas comienzan a percibir ingresos por realizar actividades de cualquier índole (siempre que sean legales), deben darse de alta en el SAT. El pago de impuestos es una obligación estipulada en la Constitución Mexicana. 

Hoy en día, la tecnología permite que el SAT fiscalice las cuentas bancarias de todos los ciudadanos;  por ello es importante que si percibes algún ingreso lo reportes mediante tus declaraciones, sin embargo, no todo está perdido, puedes obtener algunos beneficios por presentar a tiempo tus obligaciones fiscales.


En caso contrario podrías levantar sospecha en el SAT quien puede auditar tus ingresos en tus cuentas bancarias y si detecta que no has cumplido con tus obligaciones fiscales; puedes ser acreedor a multas, embargos o bloqueos de tus cuentas bancarias. Por esta razón es muy importante estar al día en nuestras obligaciones fiscales. 


A continuación, te mostramos las 4 multas que el SAT puede adicionar a tus impuestos por presentar fuera de tiempo tu declaración anual:

¿Cuándo no estás obligado a presentar declaración de impuestos?

Todas aquellas personas que perciben un pago por alguna actividad económica deben estar dadas de alta en el SAT y, por tanto, realizar su declaración de impuestos. Pero en el caso de que seas una persona asalariada, es a tu patrón a quien por obligación le corresponde presentar tu declaración anual ante el sistema tributario. Sin embargo, existen excepciones en que la personas asalariadas deberán hacer, por ellas mismas, su declaración anual, como: 

  • Aquellas que cuentan con más de un empleo bajo el esquema de salarios en el mismo año fiscal.
  • Personas que dejaron de prestar tus servicios antes del 31 de diciembre del año presente en el empleo con el que estaban dados de alta. 
  • Las personas que tuvieron más de un empleador antes del 31 de diciembre del año fiscal presente. 
  • Quienes reciben un salario de empresas en el extranjero que no están obligadas a realizar retenciones ante el sistema tributario mexicano.
  • Quienes obtuvieron más de $400,000 MXN de ingresos anuales. 
  • Las personas que avisaron a su empleador que harían su declaración anual por cuenta propia. 
  • Los que perciben otros ingresos por parte de inversiones en el extranjero, pensiones, jubilación, liquidación o algún tipo de indemnización laboral. 
  • Las personas que obtienen ingresos por honorarios, arrendamiento de bienes inmuebles (sin importar si son de giro comercial o habitacional), adquisición de bienes o actividades empresariales.

Es importante que sepas que, en caso de que no te encuentres en algunos de los supuestos anteriores; pero deseas presentar tu declaración anual para realizar deducciones y, en caso de ser posible, obtener saldo a favor, estás en tu derecho de presentar tu declaración anual ante el SAT.  

¿Quienes pueden deducir impuestos?

Ley del Impuesto sobre la Renta determina que los ciudadanos podrán realizar deducciones a sus ingresos en las declaraciones provisionales; siempre y cuando se cumplan con los requisitos establecidos en el artículo 27 de la Ley del Impuesto sobre la Renta:

  • Que el producto y/o servicio sea estrictamente necesario para la realización de la actividad por la que recibe ingresos el contribuyente.
  • Que el producto y/o servicio se encuentre dentro del listado de los rubros autorizados para deducciones personales.
  • Que se encuentre con un comprobante fiscal autorizado para demostrar el gasto. 
  • Que el pago, si se realizó en efectivo, no supere los $2,000 MXN. De ser un monto mayor, los pagos deberán efectuarse con cheque nominativo, transferencia o tarjeta de crédito y débito.

Maneja tus impuestos de forma inteligente

En Heru, somos expertos en materia de impuestos en México. Gracias a nuestra tecnología puedes realizar la validación automática de los recibos de pagos deducibles de impuestos. ¡Evita dolores de cabeza al realizar tu declaración anual! 

Descarga la app a tu celular y adquiere tu declaración anual 2022

Siempre estamos para ayudarte. Resuelve tus dudas de impuestos por Whatsapp con nosotros.

Heru es para todos. Genera facturas electrónicas GRATIS, conoce tu Opinión de Cumplimiento y descarga tu Constancia de Situación Fiscal sin filas.

No credit card required

Get Started.